El FC Barcelona ya baraja sus opciones para reforzar su punta de ataque en el caso de que la RFEF les permita fichar tras la baja de Dembélé. Recordamos que para que el club azulgrana sea autorizado a hacerlo, la baja del jugador francés tiene que alcanzar como mínimo los cinco meses de duración. Solo así, podrá adquirir a un jugador que sea de LaLiga o esté sin equipo. En vista del fracaso del mercado invernal, surgen nuevos nombres para ver si, de una vez por todas, el Barça ficha a un ‘9’.

El delantero del Getafe se ha convertido en uno de los buques insignia de este exitoso equipo de Bordalás. El jugador azulón es el que mejor promedio goleador tiene en LaLiga en esta temporada, con un gol cada 101 minutos. Los otros tres jugadores que encabezan esta clasificación son Messi, Arturo Vidal y Luis Suárez. Lleva 13 goles en 27 partidos esta temporada y es la opción que lidera la lista de futuribles de Abidal y Bartomeu.

El delantero uruguayo del Girona ya sonó la pasada temporada para ser el refuerzo en invierno en lugar de Boateng. Stuani ya lideró la delantera gerundense en las dos temporadas anteriores en LaLiga (41 goles en 65 partidos) y tras el descenso el ‘9’ no iba a ser menos. Esta temporada lleva 20 goles en 22 partidos de liga y es una de las alternativas que más gusta entre la afición del Camp Nou.

La situación actual del brasileño es la clave en su llegada al Barça. Tras su traspaso frustrado a la Premier, por el que se declaró en rebeldía, parece haber perdido la titularidad en la Real Sociedad y si llega una oferta en condiciones los donostiarras le dejarán marchar. Sin embargo, es difícil que, tras la negativa de venderle al Tottenham, quieran dejarle salir a un precio que los azulgranas consideren razonable, teniendo en cuenta su cláusula de 70 millones. Sus ocho goles esta temporada tampoco parecen ser suficientes.

Parece la opción que menos convence a la afición culé. Sin embargo, su relación con Setién en su etapa en el Betis parece ser la clave tanto en el interés como en la operación. Loren también sonó hace unas semanas cuando se truncó el fichaje de Rodrigo, pero finalmente el club decidió no apostar por él. Su rendimiento esta temporada quedó estancado cuando el club salió de su mal arranque de campaña. 7 goles en los primeros 9 partidos y 13 jornadas después, en las que ha perdido la titularidad, solo ha conseguido ver puerta en una ocasión.