El FC Barcelona ha decidido intentar incorporar un delantero para suplir la baja de Ousmane Dembélé, si consigue confirmar que la baja del futbolista francés será de cinco meses o más. De esa manera, el club podrá inscribir a un futbolista de LaLiga o a un agente libre, pero no podrá jugar la Champions esta temporada.

La secretaría técnica, pese a estar inmersa en una situación de inestabilidad plena tras las polémica de Abidal con Messi, se ha puesto manos a la obra para cerrar un delantero en los 20 días que tienen de plazo para hacerlo.

Varios nombres son los que salen a la palestra, pero las opciones que pueden tener más posibilidades de recalar en el Camp Nou son las de William José, después de su frustrada marcha a la Premier con plantón al equipo incluído, y Ángel Rodríguez, que gusta mucho en la directiva azulgrana por su precio y el rendimiento demostrado con el Getafe.

Sin embargo, todo esto queda a la espera de que el comunicado médico que emita el FC Barcelona cumpla con la condición principal para permitir uno de estos fichajes, que la lesión de Dembélé sea por un periodo superior a los cinco meses. De no serlo, los culés no podrán reforzarse.