No habrá fútbol en España durante mucho más tiempo del previsto. Concretamente, hasta que el Gobierno de España no decida que es seguro para la salud de todos. Esta decisión, tomada por la RFEF y LaLiga, implícitamente señala que LaLiga no se reanudará en abril, como estaba inicialmente previsto, salvo que haya un brusco descenso de casos de coronavirus y la pandemia se controle.

Este es el comunicado que han emitido las dos entidades:

“La Comisión de Seguimiento prevista en el vigente Convenio de Coordinación RFEF-LaLiga ACUERDA la suspensión de las competiciones profesionales de fútbol hasta que las autoridades competentes del Gobierno de España y de la Administración General del Estado consideren que se pueden reanudar y ello no suponga ningún riesgo para la salud.

Tanto la RFEF como LaLiga quieren mostrar su mayor agradecimiento público a cuantos están dedicando sus mayores esfuerzos para prestar los servicios esenciales a los españoles y también deseamos mostrar nuestro más sincero recuerdo para todos los fallecidos y un entrañable abrazo del mundo del fútbol para todas las familias que están perdiendo a seres queridos”.

Tanto LaLiga como la RFEF se habían mostrado reticentes a dar por finalizada las competiciones, no sólo por los problemas deportivos que conlleva (ascensos, descensos, campeones, puestos europeos…) sino sobre todo económicos.

Luis Rubiales había mostrado la posición federativa de manera clara. Preferían que no se suspendiera la competición, pero tras este acuerdo todo apunta a que será el Consejo Superior de Deportes, a instancias del Gobierno central, quien dé su OK a la reanudación, tanto en Primera como en Segunda, o su cancelación definitiva.

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, dejó entrever que aún hay tiempo para terminar la competición antes del 30 de junio, día oficial en el que termina la temporada 2019/2020, que de extenderse pondría en graves aprietos a la FIFA. “Hasta mediados de mayo tenemos tiempo para que se acabe LaLiga perfectamente antes del 30 de junio”, señalaba Tebas.