El Real Madrid continúa tomando decisiones extradeportivas con respecto a la vuelta del fútbol, a la espera de que se confirme la fecha en la que lo hará. Desde hace varios días lleva sonando con fuerza la opción de que los blancos decidan jugar en el Alfredo Di Stéfano cuando se retome la competición liguera, y según AS, el club ya ha tomado esa “firme decisión”.

La directiva ha optado por esta alternativa en lo que dure la prohibición de que los partidos sean con público, algo que desde el club creen que será en 2021. “Será durante bastante tiempo. De momento vamos a terminar ahí esta temporada, pero lo más seguro es que también tengamos que iniciar la siguiente”, admiten desde el Bernabéu al citado medio.

En el club ya tienen los permisos pertinentes de LaLiga y la RFEF para disputar los seis partidos pendientes en su ciudad deportiva. Para ello, el club ha mejorado la iluminación del estadio, ha instalado nuevos sistemas de publicidad y, sobre todo, ha implementado la tecnología VAR en el Di Stéfano. De conseguir clasificarse contra el Manchester City en Champions, ya está tramitando los permisos para jugar los partidos europeos en Valdebebas.

Ante esta medida, el Real Madrid busca las mejores maneras de compensar a sus socios por no poder acudir a animar a su equipo. En este caso, la opción que más papeletas tiene es descontar el equivalente a los partidos a puerta cerrada en el importe del abono de la próxima temporada.

El capitán Sergio Ramos ya se pronunció el pasado domingo en ‘El Partidazo’ de Movistar, y admitió preferir “jugar en el Bernabéu antes que en Valdebebas”, pero parece que poco contarán esta vez las preferencias del ‘4’.

Además, no jugar en su estadio será beneficioso para el Real Madrid y para las obras que se están llevando a cabo en el campo. Sin la necesidad de quitar y volver a poner andamios o cerrar una parte del Bernabéu en día de partido, se acelerarán los plazos de la reforma.