Asier Villalibre tenía instrucciones precisas de Gaizka Garitano. No había tiempo que perder. Saltaba como revulsivo junto a Ibai Gómez: “Han sido los dos cambios, le ha dicho a Ibai que se ponga a la derecha y a mí con Williams arriba, él por la derecha y yo por la izquierda”. En su primer balón, gol y 2-2 en Ipurua: “Le he dado con la rodilla, me ha venido justo a esa parte y le he dado como he podido y por suerte ha entrado”, significaba: “Pese al gol, me voy con un sabor amargo. Queríamos los tres puntos en nuestra pelea por Europa”

Una equis en Ipurua más que peleada: “Sabíamos que iba a ser un partido muy difícil, era el partido que esperábamos, duro y competido”. Un punto muy trabajado, que les aleja un poco más de Europa: “Estamos ahí en la pelea a pesar de no conseguir los tres puntos. Hemos hecho un buen partido, es verdad que nos han dominado por fases, pero hemos estado fuertes y es una pena”, añade El Búfalo.

Por su parte, Ander Capa significó que “después del 2-1 hemos reaccionado al instante, hemos ido a por el empate y nos hemos metido de nuevo en el partido ante un equipo y en un campo muy difíciles”. El lateral derecho añadió que “a raíz de los balones aéreos hemos intentado jugar, pero era un partido difícil. Ahora a recuperar y el sábado en casa a por los tres puntos ante el Betis“.