Marcos Acuña, lateral argentino del Sporting, se ha colocado en la lista de prioridades del Sevilla de cara a la próxima temporada. El club andaluz, quien estaba muy satisfecho del rendimiento de Sergio Reguilón, prácticamente ha tirado la toalla en cuanto al hecho de poder contar el siguiente curso con el lateral del Real Madrid. El club blanco solicita por encima de los 25 millones por su futbolista, quien tiene ofertas muy superiores en lo económico a la nervionense. Un caché ya inalcanzable para el Sevilla.

Por esto mismo, Monchi ha cambiado de dirección y se ha lanzado hacia el mercado portugués, donde el internacional Acuña está forzando su salida hacia el Sevilla, toda vez que conocía el interés del conjunto español. Los clubes ya se han puesto en contacto, aunque todavía están lejos en las cantidades económicas. El club lisboeta no baja de los 15 millones por el jugador de 28 años.

El Sevilla está dispuesto a llegar hasta los 10 millones en este complejo mercado. Y añadirle algunas variables. Los clubes están hablando. Y el Sevilla va dando los pasos, junto al deseo del propio Acuña, para reforzar su lateral izquierdo, a la esperar de conocer si necesita uno o dos laterales, con el futuro de Escudero (al que le resta un año) también en el aire. Movimientos de fichajes que se han acelerado, a la espera de una gran venta, con Diego Carlos como principal reclamo donde adquirir una fuerte plusvalía e invertir sin miedo.