Despacito pero con buena letra. Así trabaja el Eibar en la planificación de una plantilla a la que todavía se tienen incorporar cuatro o cinco futbolistas más. Reforzar el ataque es la gran prioridad de la entidad armera. El fichaje de Damian Kadzior le da un salto de calidad en las bandas, pero todavía tiene que llegar un extremo más y Fran Garagarza también está inmerso en la contratación de un delantero que sustituya a Charles Días y ayude a mejorar los discretos números goleadores que se firmaron el curso anterior.

El Eibar se ha interesado en la situación de Sandro Ramírez. El ariete canario, que no tiene nada que ver con las características del brasileño, es una de las opciones que maneja la Dirección Deportiva para apuntalar la delantera. Sandro pertenece al Everton de Carlo Ancelotti, pero ya sabe que no cuenta y después de encadenar tres cesiones consecutivas (Sevilla, Real Sociedad y Valladolid), el conjunto británico quiere desprenderse del canterano del Barcelona.

A coste cero

Y ahí entra en escena el Eibar. La posibilidad de que el conjunto guipuzcoano se haga con los servicios de Sandro a coste cero es una realidad. El Everton no pondrá demasiadas trabas a su salida. Pero lo que no termina de hacer compatible su fichaje es el salario que actualmente percibe. Sandro cobra cinco millones al año y para que aterrice en Ipurua tendría que rebajarse considerablemente el sueldo, puesto que el Eibar no está dispuesto a pagarle más de una quinta parte de lo que ahora cobra.

Las negociaciones están lejos de llegar a buen puerto, aunque la idea de jugar como armero es algo que no termina de descartar el propio Sandro, que también cuenta con una oferta de Las Palmas. Su carrera ha ido a menos en los últimos años, concretamente desde que cambió La Rosaleda, donde se convirtió en una de las sensaciones del campeonato, para emigrar a la Premier. En Inglaterra no ha brillado y sus cesiones tampoco han sido fructíferas.

De los mejor pagados

El Eibar estaría dispuesto a hacer un esfuerzo y situarle entre los mejores pagados de la plantilla si aterriza gratis, pero es evidente que nunca podrá llegar a las cantidades que en un primer momento pedía y su fichaje sólo se podrá llevar a cabo si el futbolista accede a rebajarse el sueldo. La otra posibilidad es la cesión, aunque el Eibar entiende que el deseo del Everton de rescindir su contrato hace que suponga una gran oportunidad ficharle.

Cuatro goles en 86 partidos

El fichaje de Sandro sería una apuesta arriesgada porque su carrera ha ido claramente a menos en los últimos años. El canario sólo ha marcado cuatro goles en los últimos 86 partidos que ha disputado con las camisetas de Everton, Sevilla, Real Sociedad y Valladolid. Lejos quedan los 14 goles y 5 asistencias que dio en la campaña 16/17 con el Málaga. Que su fichaje sea un acierto pasa por recuperar su mejor versión y hacer que vuelva a brillar en los últimos metros. Y hay pocos entrenadores mejores que Mendilibar, que tendría mucho trabajo, para conseguirlo.