La renovación de Unai Núñez sigue los parámetros de particularidad establecidos por el Athletic, un club que en la mayoría de sus últimas renovaciones apuesta por firmar sin cláusula de salida. Es decir, si jugador y club deciden separar sus caminos lo harán de mutuo acuerdo. Y, en caso de que el jugador se empeñe en irse porque hay un equipo interesado en su contratación será un juez el que determine cuál es el precio a pagar. Simón y Núñez, los dos últimos internacionales salidos de Lezama, forman parte del salón de los ‘sin cláusula’. La Junta Directiva de Aitor Elizegi ha conseguido sumar para la causa a jóvenes futbolistas de proyección después de que la medida de firmar sin condiciones económicas en caso de adiós la inaugurase Muniain con la directiva de Urrutia.

La medida, sin embargo, no excluye que en la plantilla haya jugadores que con esta misma directiva hayan establecido cantidades económicas para salir. Berenguer, último fichaje del Athletic, no está dentro de los que firmaron sin cláusula. El club y el futbolista acordaron fijarla en 60 millones de euros. Ibai y Kodro, que llegaron en el mercado de invierno de la temporada 18-19 como los primeros fichajes de la directiva de Elizegi, firmaron cláusulas muy diferentes: Ibai lo hizo sin ningún precio mientras que Kodro tiene 80 millones de euros.

Raúl García renovó al comienzo de la pasada temporada con el mismo patrón de no ponerse un precio -“Es un gesto de compromiso. En mi caso vale mucho la palabra”, explicó- y apenas un mes después Iñaki Williams rompió el molde de las renovaciones en el Athletic. El verano de 2019 firmó hasta junio de 2028 con una cláusula de rescisión de 135 millones de euros. Williams es el jugador de la plantilla más caro para cualquier potencial comprador con 35 millones de ventaja sobre Yuri, que fue el primer futbolista del Athletic en tener una cláusula tan alta.

Cláusulas de resolución de contratos en el Athletic

Sin clausula: Simón, Núñez, Ibai, De Marcos, Balenziaga, Raúl García y Muniain

30 millones de euros: Vesga, Sancet y Morcillo

30 a 40 millones de euros (progresiva): Córdoba

40 a 50 millones de euros (progresiva): Lekue

45 millones de euros: Unai López y Ezkieta

50 millones de euros: Herrerín, Capa y Villalibre

60 millones de euros: Berenguer y Nolaskoain

70 millones de euros: Yeray y Dani García

80 millones de euros: Iñigo Martínez y Kodro

100 millones de euros: Yuri

135 millones de euros: Williams