Aprovechando que este martes se dieron a conocer los límites salariales de los diferentes clubes de LaLiga, el protagonista del Real Valladolid en sala de prensa, Pablo Hervías, fue preguntado por el de los pucelanos. Una cifra que finalmente es mayor que la esperada, 49,3 millones de euros, lo que sitúa al club blanquivioleta por encima de siete entidades. Sin embargo, el jugador fue muy claro al respecto: “No me dice nada porque lo que hay que hacer es ganar partidos y demostrarlo en el campo”.

El equipo ya está inmerso en la preparación del siguiente encuentro en Granada tras un parón que “siempre viene bien para cargar pilas, liberar la cabeza y dar un paso adelante”. Una cita que no se quiere perder: “Yo deseo estar en el once, pero ya se verá qué decisión toma el entrenador”.

La duda radica en saber si Sergio González devolverá la titularidad en el lateral derecho a Saidy Janko, tras recuperarse de su lesión, o volverá a confiar en el riojano, que está dando un gran rendimiento en ese lugar. Pese a que no es su posición natural, el extremo asegura estar “encantado” porque su objetivo es “jugar”. Esto le está permitiendo “crecer” como jugador, sintiéndose cada vez “más cómodo”, aunque es consciente de que “hay cosas por mejorar, de colocación, a la hora de cerrar y de amoldar el cuerpo al esfuerzo que supone tener más campo para atacar”.

Respeto al duelo de Los Cármenes, Hervías cree que “será difícil”, pero que deben “demostrar” que quieren “ganar”.”Ellos tienen menos presión, puesto que han podido acumular más puntos, pero nosotros queremos enlazar la segunda victoria consecutiva y no regalar nada como en otros partidos. Hay que salir con la máxima concentración y que no tengamos que reprocharnos nada”, comentó.