Modric está dando un nivel brillante pese a sus 35 años y pide a gritos la renovación con el Real Madrid, a apenas unos meses de finalizar su contrato de blanco. La edad sugería al club blanco que la etapa del croata en el Madrid había terminado, pero la realidad es que tanto el curso pasado como este Modric está dando un nivel propio del jugador que era diez años atrás. Los años no parecen pasar por él, como ya les ha sucedido (y les sigue sucediendo) a varios futbolistas eternos del mundo del balompié.

Kazuyoshi Miura

El japonés, a sus 53 años, sigue en activo, en el Yokohama FC. Autor de casi 200 goles, pasó por Italia y Australia e inspiró el personaje animado de Oliver Atom de la conocida serie de dibujos animados Super Campeones. Llegó a ser internacional con Japón.

Francesco Totti

Uno de los integrantes del prestigioso grupo de los One Club Man: 25 temporadas en la Roma, donde marcó más de 300 goles. Se retiró en el verano de 2017, a sus 40 años. Tentado varias veces a salir del equipo romano, en dirección al Madrid más de una vez, prefirió quedarse en el equipo de su vida, al que llegó a hacer campeón de la Serie A. También ganó un Mundial con Itaia, en Alemania 2006.

Zlatan Ibrahimovic

El sueco, a sus 39 años, sigue en lo más alto. Tras pasar por Ajax, Inter, Juventus, Barcelona, Milán  PSG, se fue a USA para retirarse en Los Ángeles Galaxy (donde salió casi a gol por partido), pero acabó regresando al Milán, donde sigue marcando a su mejor ritmo. Ha pasado por nueve clubes y marcado casi 500 goles. No se atisba su final deportivo.

Rivaldo

Pasó por 15 clubes y marcó más de 400 goles. Alcanzó el esplendor en España, jugando primero con el Deportivo y luego con el Barcelona, y su marcha al Milán precipitó su final, que le llevó a jugar en lugares como Uzbekistán o Angola. Lo dejó con 43 años y llegó a ser compañero de equipo de su hijo, Rivaldinho, en el Mogi Mirim.

Roger Milla

El camerunés, con una dilatada carrera en Francia, hizo historia marcando en el Mundial de Estados Unidos 1994, a sus 42 años. Sigue siendo el más viejo en hacerlo. Se retiró ese verano, después de que su convocatoria hubiese provocado mucha polémica en torno a su elevada edad.

Stanley Matthews

El primer Balón de Oro jugó hasta los 50 y lo hizo sólo en dos clubes: Stoke City y Blackpool. Y entre medias, luchó en la II Guerra Mundial.

Harry Lowe

Sigue siendo el más veterano de la Liga de España, aunque de casualidad: en 1935, por falta de efectivos, formó con la Real Sociedad (entonces, Donostia FC), a la que entrenaba, a los 48 años. Y quedó registrado como el jugador más longevo de la historia del campeonato español.

Romario

Diez equipos distintos y casi 25 años de carrera para el ariete brasileño, que lo dejó a los 42 años tras anotar casi 700 goles, la mayor parte en Brasil. En España se le conoció por una temporada tremenda en el Barcelona y un paso fugaz e infecundo por el Valencia. Antes había roto a golear en Holanda, jugando para el PSV. Saltó a la política tras su retirada.