La sanción a Guido Rodríguez tras recibir en el derbi su quinta tarjeta amarilla de la temporada generó inquietud en el Real Betis. El centrocampista argentino es uno de los futbolistas imprescindibles en el esquema de Pellegrini y lo había jugado todo de inicio hasta ayer. Pero la visita a El Alcoraz sirvió para confirmar que Paul Akoukou, pese a su escasa experiencia en la élite, está dando pasos correctos para convertirse en una alternativa fiable en el puesto de pivote defensivo.

El joven futbolista costamarfileño, promocionado desde el Betis Deportivo el pasado verano, estrenó titularidad frente al Huesca. Y pese a su expulsión por doble amonestación a 10 minutos del final, fruto del ímpetu con el que disputa cada balón, su actuación fue más que solvente, aportando energía, carácter y mucho trabajo en la medular verdiblanca.

Paul no dudó en cometer varias faltas tácticas para frenar cualquier intento de contragolpe del conjunto oscense. De hecho fue el jugador del Betis que más infracciones cometió durante el partido (siete). También fue uno de los que más disputas individuales ganó (cuatro) y de los que más duelos aéreos solventó con éxito (tres). Unas estadísticas acompañadas por 38 pases, una sola posesión de balón perdida en los 80 minutos que estuvo sobre el césped, buscando una distribución cómoda sin riesgos, y un gran centro a Loren en una jugada antes del descanso que pudo ser el 0-1.

El costamarfileño había tenido minutos en cuatro partidos de Liga y había sido titular la semana pasada en la eliminatoria de Copa del Rey frente al Mutilvera, pero hasta el partido en El Alcoraz no se estrenó de inicio como futbolista de la primera plantilla verdiblanca en Primera división. Un encuentro que sirvió para despejar dudas y calmar la inquietud que pudiese provocar en el futuro cualquier ausencia de Guido.

Pellegrini destacó su trabajo

El propio Pellegrini destacó la actuación de Paul tras el partido: “Cuando me preguntaron antes del partido por la ausencia de Guido lo dije, que es un jugador muy importante para nosotros que cumple a un gran nivel, pero que tenemos que estar pendientes de los jugadores que están aptos para jugar y que le teníamos mucha confianza a Paul“.

“Tiene que demostrar su capacidad. Creo que hoy lo hizo. Desgraciadamente cometió un error que tratamos de corregir en los entrenamientos, no frena al llegar al balón y es muy fácil simular una amarilla. Cayó en esas situaciones y fue expulsado. Pero pese a estar con amarilla, no le teníamos reemplazante, veníamos con siete jugadores menos, así que confiamos en que pudiera aguantar. No lo hizo, pero cumplió su labor, estoy muy contento con lo que hizo, es un jugador con mucho futuro que va a ser muy útil para nosotros toda la temporada”, finalizó.

Paul no podrá estar por sanción la próxima semana frente al Celta, partido para el que el Betis recupera a Guido Rodríguez. Pero sí podría volver a tener minutos el próximo domingo en la visita al Sporting de Gijón, en el duelo copero de dieciseisavos de final, para evitar riesgos con el argentino. Con trabajo en los entrenamientos y minutos, está ganándose la confianza de Pellegrini y de sus compañeros. Con 23 años recién cumplidos está a tiempo de hacer carrera en el club.