Fiel a su política de control financiero, el Villarreal no quiere perder la cabeza a la hora de de concretar su gran apuesta en el mercado de fichajes este verano. Los amarillos buscan un extremo que satisfaga las necesidades que demanda Unai Emery esta temporada con el fin a de afrontar con mayores garantías una campaña con la exigencia de la que se avecina . Pero lo cierto es que las opciones que han tanteado los amarillos exceden la capacidad actual de gasto del conjunto de la Plana. Y pese a estar dispuestos a realizar un nuevo esfuerzo tras los fichajes de Foyth o Día, tienen claro que no van a tirar la casa por la ventana y desestabilizar las cuentas del club.

El holandés Arnaut Danjuma sigue siendo el primero en la lista de opciones que maneja la secretaría técnica amarilla. Pero para que su llegada pueda ser un hecho, el Bournemauth, club dueño de su pase, debería rebajar una exigencia que ronda los 25 millones de euros. Una cifra que los castellonenses, ni mucho menos, piensan alcanzar como demuestra la oferta inicial realizada y que no superaba los 15 millones.

Cabe recordar que el dos veces internacional holandés llegó hace dos veranos al conjunto inglés previo pago de 16.5 millones de euros. Y que sus actuaciones , especialmente esta campaña donde ha anotado 15 goles y ha repartido siete asistencias , le han revalorizado hasta el punto que varios conjuntos de la Premier (entre los que ha sonado el Liverpool) se han interesado por sus servicios.

El director general del conjunto «Cherrie», Scott Parker, confirmó recientemente haber descartado ofertas por el futbolista: «Sí que existe la posibilidad de que «Arnie» deje el club. Está bien documentado que ha habido ofertas para él, y que han sido rechazadas. Me siento aquí pensando que existe la posibilidad de que Arnie se vaya, pero también me siento aquí sabiendo que si esa oferta no es la oferta correcta, entonces se quedará y jugará un papel importante en lo que hacemos», aseguró. El futbolista ha estado lesionado durante toda la pretemporada y, pese a estar ya entrenando, no jugará el primer partido liguero que su equipo disputará el próximo fin de semana ante el West Brom.

La actual coyuntura económica ha frenado un mercado que, en otras circunstancias, podría haber llegado con importantes ofertas por jugadores del Villarreal. La campaña realizada por futbolistas como Pedraza, Pau Torres o Gerard Moreno no se ha traducido, al menos de momento, por propuestas irrechazables en el seno del club de La Plana. Una circunstancia que impide grandes desembolsos tras los ya realizados.

En su momento el consejero delegado del Villarreal, Roig Negueroles, ya reconoció a Marca que jugadores como Guedes, estaban «fuera de la capacidad de mercado» para el Villarreal. Como en el caso del luso y si no se produce alguna venta por cifras importantes, el conjunto amarillo podría buscar nuevas alternativas si el equipo inglés se planta en sus exigencias.