Martín Odegaard sigue dudando respecto a su futuro como madridista. La semana pasada, el agente del noruego hizo llegar a los dirigentes del Real Madrid la inquietud que tiene el centrocampista respecto a su situación en el club blanco. No lo tiene claro y tampoco el partido del domingo ante el Milan ha despejado las incógnitas que mantiene respecto al posicionamiento y lugar que ocupará en el equipo de Carlo Ancelotti.

El centrocampista no tiene sensaciones positivas. Ve que las escenas vividas durante la temporada pasada con Zinedine Zidane se pueden repetir este año con el entranador italiano. Casemiro, Modric, Kroos y Valverde parecen, o por lo menos así lo piensa el noruego, partir con ventaja.

Odegaard duda si no ve el panorama claro. Si cree que no va a jugar, su fútbol disminuye. El noruego no es de esos jugadores que aplican la vía de la lucha por revertir la situación. Necesitas sentirse importante. En todos los equipos en los que ha estado ha sido titular y como tal se debe sentir para ofrecer su mejor versión. Desde su regreso al Real Madrid no ha encontrado el panorama idóneo para explotar esas cualidades que enseño al mundo en la Real Sociedad.

Por el Bernabéu, después de escuchar al agente, lo tienen claro y no pretende mantener a un jugador a disgusto. Ya en el pasado mes de enero abrió la puerta de salida al noruego y ahora se está produciendo un movimiento similar. Odegaard no lo ve claro y en el Real Madrid creen que lo mejor en estos casos encontrar una solución.

Además, el jugador noruego, junto a Ceballos, podrían ser las dos mejores ventas a realizar en lo que queda de verano, dejando atrás el traspaso de Varane al United. El Arsenal Sigue pendiente de cualquier movimiento que se pueda producir alrededor del centrocampista. Arteta quiere tenerlo de nuevo en su equipo y así se lo ha hecho saber al jugador y al club blanco.

En el Real Madrid no contemplan una nueva cesión y si un traspaso. Consideran que ya son muchas idas y vueltas y que el jugador, como ha sucedido en otros casos, crecer lejos del club blanco, una vez que no ha logrado triunfar y hacerse con un puesto de titular en el once madridista.

Termine saliendo o no el centrocampista noruego, el planteamiento en el Real Madrid sigue siendo el mismo y solo se piensa en el posible fichaje de Mbappé como refuerzo para la plantilla de Ancelotti. La presencia de hombres como Antonio Blanco o Arribas creen que garantiza el futuro de la entidad madridista en un mercado complicado y en una economía delicada.