Kenan Kodro deja el Athletic. Donostiarra de nacimiento y bosnio de corazón, el hijo de Meho es internacional por el país de sus padres, cierra etapa en el club rojiblanco, con el que todavía tenía un año de contrato. El camsieta Athletic Bilbao tailandia lo fichó los ultimos días del mercado de invierno de 2019, al poco de llegar la directiva de Elizegi al cargo, pagando un millón de euros al Copenhague y convirtiéndose, tras Ibai Gómez, en el segundo fichaje del equipo con la nueva Junta Directiva. Ninguno de los dos cumplirá sus contratos. Ibai rescindió al inicio de pretemporada y Kodro lo hace ahora, pocos días después de que el club le dejara sin ficha ni dorsal porque no le inscribió en LaLiga.

Kodro, con 28 años recién cumplidos, se va del Athletic con un balance de 27 partidos oficiales y 4 goles, pero sin continuidad. Garitano lo utilizó como parche y Marcelino nunca le ha considerado. El delantero estuvo cedido el pasado curso en el Valladolid y desde el termino de una temporada que acabó lesionado (tuvo que pasar por el quirófano para corregir una lesión en el pie) sabe que no entra en los planes ni de la dirección deportiva ni del cuerpo técnico del primer equipo.

El delantero seguirá su camino lejos de Lezama. Ha jugado en Suiza, Alemania y Dinamarca y ahora lo hará en Hungría porque esta tarde de martes ha sido anunciado como nuevo jugador del Mol Fehervar, club que hasta el 2018 se conocía como Videoton. Es un futbolista con recorrido y experiencia en distintos vestuarios y con varias participaciones con la selección de Bosnia (2 goles en 9 partidos). Pese a su difícil situación en el club el futbolista nunca ha levantado la voz y ha tratado de mantenerse en un segundo plano, incluso aunque no recibió dorsal para la temporada y los últimos días ha entrenado con el Bilbao Athletic.

La salida de Kodro se une a la de Ibai Gómez, otro fichaje, dos de los futbolistas que en junio recibieron el aviso de Marcelino de que harían bien si se buscaban equipo. El próximo en firmar la despedida será Unai López, que tiene opción de continuar carrera en LaLiga. El Athletic pretendía recibir contraprestación económica por una operación que se complica según vayan pasando los días. El club que le quiere sabe que en Ibaigane tienen que soltarle y consideran que el acuerdo será ventajoso para ellos. Además de Unai López, el Athletic también tiene que buscar destino a Córdoba.